¿Eres
mayor
de 18 años?
No
LO SENTIMOS :(
PERO PARA ACCEDER
AL SITE TIENES
QUE SER
MAYOR DE EDAD

Este website utiliza cookies que son almacenados
en su dispositivo, con el objeto de mejorar
su experiencia de navegación. Al completar su fecha de
nacimiento y entrar en el site, acepta el uso de cookies
Más información aquí

anouc jugando a vieojuegos

ESPORTS

Nuestra exploradora Inés Hernández viaja a Madrid para
conocer a Ana Oliveras, más conocida como aNouC,
jugadora profesional desde hace más de 20 años, pionera
del sector y primer gamer español en ser fichado por un
equipo internacional. Junto a ella, nos adentramos en este
mundo imparable de juegos online, competiciones, clubes,
academias y, sobre todo, mucha, mucha pasión.

 

gamer jugando a esports

 

Mientras disfrutan de unas San Miguel y unas partidas al
Counter Strike, aNouC comparte con Inés su historia como
chica gamer en un mundo mayoritariamente masculino.

En él ha destacado por sus victorias en competiciones
mundiales, por crear el primer equipo femenino con
jugadoras de todo el mundo y hasta por organizar su propia
liga de deportes electrónicos mucho antes de que nadie se
atreviera a hacerlo.

 

anouc jugando videojuego

 

Más tarde se acercan a la escuela de los Team Heretics, uno
de los mejores equipos de esports españoles y que, desde
San Miguel, tenemos suerte de patrocinar.

Ahí, Antonio Catena, CEO del equipo y exjugador, le explica
a nuestra exploradora Inés y a nuestra apasionada aNouC
cómo ha cambiado el sector en los últimos años y cómo los
clubes de gaming están empezando a desarrollar sus
propias academias para ayudar a los nuevos gamers a
profesionalizarse en este mundo que, aunque no lo parezca,
no es nada fácil.

Además, juntos comentan cómo las chicas gamers han
cogido el mando de esta industria en pleno desarrollo y
cómo su futuro depende en gran parte de ellas.

 

jugadores de torneo de esports team heretic

 

El sector de los esports mueve más de 700 millones de
dólares anuales en todo el mundo y consigue reunir a más de
tres millones de jugadores conectados a la vez.

A través de ellos se hace evidente que, luchando por nuestra
pasión, podemos conseguir lo imposible.

Aunque, al final, a los gamers solo les importa una cosa:
jugar para ganar. Nadie conoce el futuro de los esports,
aunque seguro que será apasionante.

 


 

VER VIDEO DE LA EXPERIENCIA

 

San Miguel Explorers
esports

ESPORTS

Nuestra exploradora Inés Hernández viaja a Madrid para
conocer a Ana Oliveras, más conocida como aNouC,
jugadora profesional desde hace más de 20 años, pionera
del sector y primer gamer español en ser fichado por un
equipo internacional. Junto a ella, nos adentramos en este
mundo imparable de juegos online, competiciones, clubes,
academias y, sobre todo, mucha, mucha pasión.

 

gamer jugando a esports

 

Mientras disfrutan de unas San Miguel y unas partidas al
Counter Strike, aNouC comparte con Inés su historia como
chica gamer en un mundo mayoritariamente masculino.

En él ha destacado por sus victorias en competiciones
mundiales, por crear el primer equipo femenino con
jugadoras de todo el mundo y hasta por organizar su propia
liga de deportes electrónicos mucho antes de que nadie se
atreviera a hacerlo.

 

anouc jugando videojuego

 

Más tarde se acercan a la escuela de los Team Heretics, uno
de los mejores equipos de esports españoles y que, desde
San Miguel, tenemos suerte de patrocinar.

Ahí, Antonio Catena, CEO del equipo y exjugador, le explica
a nuestra exploradora Inés y a nuestra apasionada aNouC
cómo ha cambiado el sector en los últimos años y cómo los
clubes de gaming están empezando a desarrollar sus
propias academias para ayudar a los nuevos gamers a
profesionalizarse en este mundo que, aunque no lo parezca,
no es nada fácil.

Además, juntos comentan cómo las chicas gamers han
cogido el mando de esta industria en pleno desarrollo y
cómo su futuro depende en gran parte de ellas.

 

jugadores de torneo de esports team heretic

 

El sector de los esports mueve más de 700 millones de
dólares anuales en todo el mundo y consigue reunir a más de
tres millones de jugadores conectados a la vez.

A través de ellos se hace evidente que, luchando por nuestra
pasión, podemos conseguir lo imposible.

Aunque, al final, a los gamers solo les importa una cosa:
jugar para ganar. Nadie conoce el futuro de los esports,
aunque seguro que será apasionante.

 


 

VER VIDEO DE LA EXPERIENCIA