¿Eres
mayor
de 18 años?
No
LO SENTIMOS :(
PERO PARA ACCEDER
AL SITE TIENES
QUE SER
MAYOR DE EDAD

Este website utiliza cookies que son almacenados
en su dispositivo, con el objeto de mejorar
su experiencia de navegación. Al completar su fecha de
nacimiento y entrar en el site, acepta el uso de cookies
Más información aquí

Food Explorers

FOOD EXPLORERS: Receta Injera

Volver

Los franceses tienen las crepes; los americanos, los pancakes; los indios, la appam, los rusos, los blini… y en Etiopía, la injera: un pan de harina de teff (cereal muy nutritivo, autóctono del cuerno de África) muy fino, que forma la base de cualquier comida etíope.

 

Precisamente, los etíopes usan ese pan de harina de teff que es la injera como nosotros nuestro pan: se come a diario en prácticamente todos los hogares. Lo que le diferencia sustancialmente de nuestro pan es, además de lo que salta a la vista, su textura y su sabor. Al mezclarse con agua, su textura resulta suave y esponjosa, muy fácil de masticar y digerir. Aunque digerir la injera quizás no es algo tan fácil para los paladares más quisquillosos. Tras mezclar la harina de teff con agua, se deja fermentar la masa durante tres días. Por lo tanto, si vives la experiencia de ser el invitado en la mesa de una familia etíope, puede que te sorprenda su sabor ligeramente agrio.

 

La injera, además, no solo es “el pan de Etiopía”. También es su cubierto. Es costumbre entre los etíopes comer con las manos y, más concretamente, con su mano derecha (la izquierda la reservan para cuestiones higiénicas). Es por eso que la injera se sirve como base que cubre el plato central y sobre ella se colocan los diferentes guisos y estofados etíopes, como el doro wat, de pollo con especias, o el mesir wat, de lentejas y chili.

 

Una vez en la mesa, cada comensal va arrancando con su mano derecha pequeños trozos de injera, con los que cubren un pellizco de estofado y se lo llevan a la boca. Pero no siempre se lo llevan a su propia boca. Una de las costumbres más ancestrales de Etiopía es el gursha, que consiste en ofrecer a otro comensal un trozo de injera directamente en su boca, en señal de generosidad. Cuando se ofrece un gursha es como estar diciendo “te ofrezco mi primer bocado porque te tengo en estima”.

Ahora que ya sabes comer como un verdadero etíope, vamos a ver cómo se cocina en este país milenario, tan ancestral y rico en tradiciones y, por supuesto, en sabores.

 

Ingredientes (para 1/2  personas)

injera_ingredientes

 

Para la masa

1 taza de harina teff

Sal

3 cucharadas de agua

 

Acompañamiento

Shiro wat/ Hummus

1 taza de garbanzos

3 cucharadas de tahini

Sal

Aceite

Limón

 

Mesir Wat

1 cebolla

2 dientes de ajo

1 chili

2 tazas de lentejas

 

Abesha Gomen

1 cebolla

2 cucharadas de jengibre a taquitos

1 chili

1 taza de acelgas

Zumo de limón

 

Maíz

1 taza de maíz

Maíz

Cardamomo

Pimentón

 

Ensalada

Mesclun

1 tomate

1 aguacate

1 puñado de alfalfa

 

Para maridar:

San Miguel Sin Gluten

 

Pasos a seguir

 

1- Mezclamos la harina de teff con una pizca de sal y el agua. Mezclamos bien, tapamos y dejamos reposar. La receta tradicional etíope recomienda, para que fermente y el resultado final sea esponjoso, que este proceso se demore unos 3 o 4 días. Después de este proceso, deberemos cocinar la tortita en una plancha grande o sartén, como si fuera una crepe.

 

2- Para hacer el shiro wat, muy similar al conocido hummus, mezclamos los garbanzos cocidos con el tahini, una pizca de sal y un chorrito de aceite. Trituramos y añadimos jugo de limón. Apartamos.

 

3- Para el mesir wat, en una sartén echamos un chorrito de aceite. Sofreímos la cebolla con dos dientes de ajo y un toque picante con un chili. Cuando esté semi-cocinado, añadimos las dos tazas de lentejas cocidas y removemos. Apartamos.

 

4- Para el abesha gomen, sofreímos la cebolla con el jengibre. Salpimentamos y añadimos el chili y las acelgas. Con un último toque de limón, ya tenemos este acompañamiento. Apartamos.

 

5- Por otro lado, sofreímos el maíz con una cucharada de manteca, un par de semillas de cardamomo y una cucharadita de pimentón. Apartamos.

 

6- Preparamos una ensalada de acompañamiento al gusto. Nosotros hemos usado mesclun, tomate, aguacate y alfalfa.
7- Servimos la injera en un plato grande, y vamos colocando un poco de los distintos sofritos y acompañamientos que hemos ido preparando encima de la masa. Recuerda que este manjar…¡se come con las manos!

Noticias relacionadas