¿Eres
mayor
de 18 años?
No
LO SENTIMOS :(
PERO PARA ACCEDER
AL SITE TIENES
QUE SER
MAYOR DE EDAD

Este website utiliza cookies que son almacenados
en su dispositivo, con el objeto de mejorar
su experiencia de navegación. Al completar su fecha de
nacimiento y entrar en el site, acepta el uso de cookies
Más información aquí

Historias de la afición

Volver

El escudo del Athletic tallado en una iglesia

Trujillo es un bonito pueblo de la provincia de Cáceres conocido por su gran patrimonio cultural. Esta localidad fue, hace siglos, la capital de Extremadura y recorriendo sus calles podemos observar espectaculares construcciones y monumentos de gran valor histórico.

Sin duda, uno de los más importantes es la Iglesia de Santa María la Mayor (siglo XIII). Este valioso templo religioso ha resultado muy castigado por el paso del tiempo, hasta el punto de haber sido reformado y reconstruido en varias ocasiones. La última de ellas, en 1972, a cargo del cantero Antonio Serván.

– La voy a dejar más que bonita.
– ¿Y cómo harás eso, Antonio?
– Tallando el escudo del Athletic en la piedra.

Los paisanos se lo tomaban a broma. Cómo se iba a atrever alguien a “profanar” de esa manera un símbolo religioso. Hubo gente que trató de persuadirle explicándole que se metería en un lío con el Ministerio. Sin embargo, él desoyó todos estos consejos y se puso manos a la obra. Y así, en varias semanas, unos de los capiteles de la torre lució orgullosa el escudo del mejor club del mundo.

Pero los malos augurios se hicieron realidad y la noticia llegó a Madrid. Antonio se había metido en un buen lío, se hablaba incluso de pena de cárcel. Así se plantó en Trujillo un inspector del Gobierno. Reclamó la presencia de Antonio y ambos fueron a contemplar la obra. El inspector miraba el escudo con cara seria, sin gesticular, con el rostro imperturbable. Hasta que se pronunció la siguiente sentencia:

– Bueno, déjelo ahí. Está muy bien.
– ¿Está seguro?
– Claro que sí. Yo también soy del Athletic.

Y ahí sigue.

Historias relacionadas