¿Eres
mayor
de 18 años?
No
LO SENTIMOS :(
PERO PARA ACCEDER
AL SITE TIENES
QUE SER
MAYOR DE EDAD

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para
analizar el uso que hace de nuestra web y nuestros servicios
y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias,
mediante la obtención de datos para perfilar sus hábitos
de navegación.


Si continúa navegando sin cambiar su configuración web
estará aceptando el uso de cookies en esta página web.
Para más información, así como con el objeto de que pueda
retirar su consentimiento o cambiar la configuración de
cookies en cualquier momento, consulte nuestra
Política de Cookies.

Historias de la afición

Fútbol / Athletic Club / Historias de la afición / EL HOMBRE QUE SE LLEVÓ LA PLACA DE LA CALLE ATHLETIC
Volver

EL HOMBRE QUE SE LLEVÓ LA PLACA DE LA CALLE ATHLETIC

Los vecinos aún cuentan la historia de un misterioso joven que una noche, con la ayuda de una escalera, se paseó sigilosamente por el vecindario. A la mañana siguiente, la calle Atlético de Bilbao de Monterrey (México) amaneció sin una de sus placas.

Poco equipos pueden presumir de tener una calle con su nombre. Y aún menos de tenerla en un país a más de 6.000 km, en una ciudad que duplica en población a todo el País Vasco.

En Monterrey, México, existe una pequeña calle de apenas 200 metros llamada Atlético de Bilbao. Dos placas, una a cada extremo daban la bienvenida a la gente que paseaba por la zona. Sin embargo, desde hace un tiempo sólo queda una de ellas. Nadie sabe qué pasó a ciencia cierta, pero muchos afirman que una noche vieron cómo un joven bilbaíno se llevaba una a modo de souvenir.

Esta cuestión nos plantea una segunda incógnita. ¿A quién se le ocurrió llamar así a la calle?

Sin duda, tanto el joven que se la llevó como la persona que propuso nombrar así a la calle son dos héroes anónimos que agrandan el mito de nuestro club.

Historias relacionadas