¿Eres
mayor
de 18 años?
No
LO SENTIMOS :(
PERO PARA ACCEDER
AL SITE TIENES
QUE SER
MAYOR DE EDAD

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para
analizar el uso que hace de nuestra web y nuestros servicios
y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias,
mediante la obtención de datos para perfilar sus hábitos
de navegación.


Si continúa navegando sin cambiar su configuración web
estará aceptando el uso de cookies en esta página web.
Para más información, así como con el objeto de que pueda
retirar su consentimiento o cambiar la configuración de
cookies en cualquier momento, consulte nuestra
Política de Cookies.

Volver

¿Qué significa “isotónica”?

El uso de bebidas o líquidos isotónicos para la rehidratación después del ejercicio físico va ganando cada vez más y más popularidad, pero ¿todos los líquidos nos hidratan igual?, ¿una bebida isotónica es lo mismo que una bebida para deportistas?, ¿todas las bebidas para deportistas son isotónicas? y, sobre todo, ¿Se recomiendan líquidos isotónicos para la rehidratación después del deporte? La verdad es que no, no todos los líquidos hidratan por igual ni son todos isotónicos. Hoy te resolvemos todas las dudas en torno a los líquidos isotónicos y la práctica de actividad física. ¡No te lo pierdas!

¿Es cierto que todas las bebidas son isotónicas?

Para entender si una bebida es o no isotónica debemos explicar primero qué significa “isotónico/a”, y para ello primera hay que entender qué es la osmolalidad de un líquido. Científicamente, la osmolalidad se define como la concentración total de ciertas sustancias en una disolución. Según esta característica, un líquido puede clasificarse en tres grandes grupos: hipotónico, isotónico e hipertónico.

Cuando la concentración de sustancias disueltas en una bebida (principalmente hidratos de carbono y sales minerales), es parecida a la concentración total de éstas en la sangre, se considera que es una bebida isotónica. Esto sucede cuando su osmolalidad está en el rango de 270-330. Del mismo modo, una osmolalidad menor indica que el líquido es hipotónica, y una mayor, hipertónico. Por lo tanto, ahora que ya conocemos bien la definición, podemos afirmar que NO, no todas las bebidas son isotónicas, solo lo serán aquellas que cumplan con un rango de osmolalidad concreto.

Vayamos al grano, ¿qué beneficios tiene para la hidratación que un líquido sea isotónico?

La necesidad de hidratarse correctamente durante la práctica de ejercicio físico es un hecho. Cuando practicamos ejercicio físico, nuestro cuerpo pierde una mayor cantidad de agua a causa de la sudoración, que aumenta con la intensidad del ejercicio y la temperatura del ambiente. ¿Sabías que podemos llegar a perder a través del sudor hasta 2 litros de líquido por hora de ejercicio en ambientes especialmente calurosos?

No hidratarnos correctamente puede llevarnos a un estado de deshidratación. La deshidratación afecta directa e indirectamente al rendimiento y a la aparición temprana de fatiga en el deportista. Para reponer debidamente las pérdidas que se producen durante el deporte es importante realizar una buena hidratación tras la práctica deportiva. Los líquidos isotónicos tienen unas características adecuadas para rehidratarte. Los líquidos isotónicos tienen unas características adecuadas para rehidratarte ya que facilitan que tanto el agua como los demás nutrientes sean absorbidos por nuestro cuerpo de forma más rápida y eficaz.

¿Es lo mismo una bebida isotónica que una bebida para deportistas?

A menudo, los términos bebida isotónica y bebida para deportistas se confunden. Cierto es que un término puede englobar al otro, una bebida para deportistas puede ser isotónica, pero lo cierto es que no todas las bebidas para deportistas son bebidas isotónicas.

Como ya sabemos, para que una bebida sea considerada isotónica debe cumplir un rango de osmolalidad concreto (entre 270 y 330). Las bebidas para deportistas o bebidas a base de hidratos de carbono y minerales, en cambio, deben cumplir unos requisitos concretos relacionados con el aporte de energía, de azúcares, de sodio y de osmolalidad (entre 200 y 330).

Cuando entrenas no olvidas nunca tus deportivas. Es evidente, ¿verdad?, son imprescindibles. Acompañar tu ejercicio físico con algún líquido adecuado para hidratarte debería ser igual de obvio. Antes, durante y, sobre todo, después de realizar actividad física, hidrátate correctamente y elige las bebidas que mejor contribuyan a tu rehidratación.